La página de la traducción

 

Traducción o localización de páginas web

 

Usted quiere traducir su página web publicitaria del inglés al francés, italiano, alemán y japonés por ejemplo, para poder vender su producto en los países de la lengua meta y de este modo incrementar su nivel general de ventas. Entonces quiere localizar su página web.

 

La mayor diferencia entre la localización (con su correspondiente fase de traducción) de páginas web y la traducción de documentos usuales es que el contenido electrónico suele ser muy extenso y estar muy repartido en diversos archivos.

El texto que se necesita traducir y localizar está repartido entre el código fuente, los archivos de recursos, los  archivos HTML, los archivos script o de programación y archivos de ayuda (como por ejemplo los RTF). Es necesario descomponer estos archivos para traducirlos, y recomponerlos para visualizarlos y poder volver a utilizarlos correctamente en la pantalla.

 

La típica página con fines de ventas o publicitarios puede contener cientos de archivos HTML, junto a cientos de informaciones en una base de datos y junto al código fuente.

 

En la labor de localización es muy importante comprobar la homogeneidad de la terminología en los múltiples componentes. También hay que reajustar la estructura de las carpetas que constituyen la página para que se adapte al servidor que tenga el cliente.

 

Asimismo han de reajustarse una vez traducidos los nombres de los archivos, el texto que pueda aparecer oculto, las imágenes etc. comprobando que todo funciona correctamente en la página traducida. Por último es necesario adaptar los elementos culturales al país de destino (horarios, moneda etc.).

 

 

 

 

 

Traducción de página web